Mil millones más.

Mil millones más.

Veréis, hasta ayer pensaba escribir sobre otra cosa. Algo mucho más ligero, y con el toque de gracia que intenta mantener Mrs. Two Cents.

Ya tenía pensadas varias frases y hasta algunas fotos. Debéis saber que Mrs. Two Cents piensa sobre qué escribir mientras se pierde por Madrid , o en medio de una cena con la Familia Corleone o incluso por una charla que ha tenido con el portero o con una dependienta.

De hecho, la Oda a mis Converses surgió mirándome los pies.

Converse white

Todo esto viene a que ayer, mientras estaba en una charla informativa sobre un curso no paré de hacer preguntas. Desde aquí queridos, os confieso que suelo preguntar mucho, quizá no tanto como mi querido Monsieur Pizza (¡Gracias a Dios!) pero sí lo suficiente.

Hace años, en el colegio, tuve una profesora de Tecnología que nos contaba que ella nunca había dejado de estudiar, siempre quiso seguir aprendiendo y cuando por ejemplo, se compraba un ordenador investigaba todo lo posible para poder aprovecharlo al máximo “Al fin y al cabo has pagado por él, como mínimo deberías saber cómo usarlo”.

Y lo mismo le pasaba con todo lo demás. Era una apasionada del arte, pasaba de un estilo a otro y te hablaba sobre pintores con una pasión contagiosa. Su artista favorito era Leonardo Da Vinci.

Leonardo da vinci

Mi reflexión surgió a la salida de dicha charla informativa mientras andaba por un bordillo (Nivel: equilibrista) y hablaba por teléfono con Monsieur Pizza.

5c2c3f0c0a6ffe2ddecd6348c7687dad

Le contaba que la persona encargada de gestionar dicho cursillo-cursete me había respondido a modo ¿Mofa? cuando le pregunté sobre los docentes y sus CV.

Considero de vital importancia mi tiempo y, después de haber estudiado una carrera de la que me siento realmente orgullosa y conocer a profesores magníficos tengo claro que debo leer la letra pequeña para saber en qué me estoy metiendo y saber si podré aprovecharlo al máximo.

Y eso incluye tener iniciativa, no dar las cosas por hecho y hacer mil millones de preguntas para seguir aprendiendo.

walt disney

Desde aquí os pido que prometáis seguir manteniendo vuestra curiosidad. No la que mató al pobre gato pero sí la que hizo que el gato se mereciera sus 7 vidas. La que hace que surjan nuevas ideas, proyectos y la que impide que te conviertas en una momia.

JUMP

Da igual que sigas sin trabajo amigo, a todos nos toca de cerca pero ya llegará y puede ser que los datos del paro hayan bajado y que tú no seas una de las razones (Tranqui, tu y yo sabemos que no es tan fácil). Entiendo que te quedaras descolocado porque la entrevista de trabajo no salió como te esperabas, o que algunos días sólo pienses en volver a casa y que “Quién me mandaría a mi” coger una maleta e irme fuera.

b8907386d6c552e97331b1f9095c315a

Recuerda que nadie dijo que fuera fácil pero que hay mil millones de razones para reinventarse. Mantén tu curiosidad y conserva tu instinto felino. Nunca dejes de preguntar por tener miedo a resaltar. Levanta la mano, la voz y pisa fuerte.

Tienes mil millones de aventuras más por vivir y tú querido, serás el protagonista.

replace quote

Y el resto, ya queda entre nosotros.
Mrs. Two Cents
@Mrs_TwoCents

Gracias papá y mamá.

Anuncios

Tipos de amigos en una Discoteca

Tipos de amigos en una Discoteca

La Familia Corleone se reúne de nuevo y esta vez salimos por la noche.

Seguramente a Mrs. Two Cents se le escape alguien pero cuenta contigo para que éste fin de semana realices un trabajo de campo y le ayudes a seguir aumentando la lista.

3f8c602f76a1d81999457ac3f212d455

1. El que conoce a …. y que ….

Momentos antes de recoger el chiringuito y poner rumbo a la discoteca alguien de La Familia Corleone dirá que conoce a alguien que trabaja como RRPP (Un mandamás dice) y que conseguirá pasarnos a todos gratis, con copas y sin esperar colas.

Suena bien, verdad? No quisiera decepcionarte pero lo más seguro es que la mayoría de las veces ése RRPP no sea tan mandamás o simplemente ni esté.

437858681f0e4c4d386e5b0f4b466424

Eso sí, La Familia Corleone debe permanecer siempre unida y si hay que pagar se paga y si hay que esperar y pasar frío pues… Pues nos hacemos amigos de los que están en listas y nos colamos todos juntos.

2. El que se queda fuera.

En mi Familia Corleone lo definimos como bonaco. 

Es verdad que te juraron y perjuraron que ésta vez no se pondrían la camisa morada/negra/de astronauta brillante. Pero el bonaco no puede evitarlo.

20648931

Su dress code llevará algún complemento que le delata como exceso de gomina, tirantes, corbata y chaleco, zapatos de punta,… Su naturaleza bonaquil les delata.

En el caso de las chicas, se han pasado con las copas o tropiezan

Nota: Su noche consistirá en planear su entrada como si de una partida del RISK se tratara y conseguir despistar al puertas. Además, no parará de repetir:

-Pero tío, no lo entiendo. Hoy voy bien vestido.

Y tú, que eres buen amigo asientes y sonríes.

3. El que se pierde.

No falla.

Nunca sabrás lo que hace, quizá ha conocido a alguien, o se ha encontrado con un compañero del colegio o simplemente pagó, entró, dio una vuelta por la discoteca y como “No os encontraba” volvió a salir para irse a su casa.

be2f95b0b99e124166e29cf48913a1b8

4. El pringao de la barra.

¿Os acordáis de Los Tipos de amigos en una cena? Bien, pues “El amigo de Murphy” ahora está en una discoteca.

Es decir, aunque sea el que más tiempo lleva esperando en la barra para pedir su copa será el último al que atiendan y lo más seguro es que una vez la consiga, a los 10 minutos (aproximadamente) alguna chica sin corazón se la tire al suelo con un movimiento de melena.

Nota: Probablemente también termine con la camisa o pantalón manchado … Pero le queremos.

44636516e5c7d5a0bd108f1be61033c1

5. El del baile del menisco.

Movimiento: Pies anclados al suelo, copa en mano y flexionamos ligeramente la pierna derecha al ritmo de la música sin cambiar nuestra posición.

Existe otra estilo de baile junto con el del menisco igual de practicado por todos. Consiste en representar mediante mímica la letra de la canción.

Ejemplo:

Canción: “Serrucho, serrucho….Yo soy tu carpintero”

Movimiento: Simular cortar madera o clavar un cuadro en la pared.

Nota: En caso de tratarse de una canción en inglés el baile consistirá en levantar la mano derecha y “cortar el aire” al ritmo de la música.

1223405590786_f

6. El que aparece en un Reservado.

Nadie sabe por qué, pero en un momento de la noche le verás rodeado de gente desconocida (Ahora sus nuevos-mejores-amigos) mientras comparte con ellos unas copas y disfruta de la comodidad de un reservado.

37f8eafd0a402561b13e41a5e27ad71c

Se creerá el amo y señor de la zona acordonada y por ello, el resto de La Familia Corleone no dudará en hacerle compañía.

7. El de las charlas.

Normalmente no es así. Pero en ocasiones se vuelve un filósofo y debe compartir con el resto del mundo su sabiduría.

Te hará “La envolvente” y pasará su brazo por tus hombros haciéndote una llave de judo de tal manera que resulta imposible escapar mientras te grita al oído y comparte sus 50 minutos de reflexiones sobre la vida.

c0448bbeb2f0ed7a5f71cebd533023aa

Imposible huir. Imposible parar ése oleaje de pensamientos. Sé fuerte y aguanta, ya sólo te quedan 49 minutos más.

8.  El temperamental.

Si alguien le empuja bailando el empujará también. Eso sí, tras algún encontronazo al final de la noche todo quedará arreglado.

9. El cono.

No es que no le guste salir, es sólo que lo vive menos aunque dependerá del día y de otros factores.

10. El que pierde su abrigo, bolso o móvil.

Hace unos años, alguien muy querido de mi Familia Corleone perdió su abrigo (Con móvil, cartera y llaves de casa dentro) No es que lo dejara abandonado en alguna esquina. Él no es así.

De hecho, lo guardó en el ropero para evitar disgustos pero perdió el ticket y tuvo que esperar hasta las tantas de la mañana para que al final le dijeran que lo sentían mucho, pero que su abrigo no estaba allí.

Se pasó todo el camino a casa repitiendo sólo la palabra “Abrigo”.Daba igual lo que le preguntaras.

Durante los meses siguientes, cuando alguien de la Familia Corleone se trababa al contarnos algo o hacía algo estúpido todos repetíamos en bucle “Abrigo”, “Abrigo”, “¿Abrigo?” o nos metíamos con el diciéndole “Eres muy abrigo”.

Son ésas situaciones estúpidas y bromas que fuera de tu “Familia Corleone” no tienen sentido las que consiguen que cada semana necesites volver a reunirte con ellos.

Que es verdad que cada vez tienes menos tiempo,

Que estás muy cansado

y que mañana tienes que madrugar.

Pero qué bien te lo pasas con ésos cabroncetes.

Y así los Lunes, saben mejor.

51b93b4047f56e6cda1fd3be9a99c8b1

-Mrs. Two Cents