Uno di noi

El de hoy va a ser distinto, veréis, hace unos meses alguien de la Familia Corleone al que llamaremos Caramelito Senior dijo a Mrs. Two Cents que de vez en cuando releía algún post antiguo y que en su ratos libres me escribía uno.

Estábamos tomando unas copas en su casa, algo que ya es habitual pues debemos sacar de paseo a sus peces.

Nota:

El de ahora se llama Picky, Pan y Peter se han ido al cielo de los peces.

Miento, Pan se ha ido al cielo de los peces. Peter debe estar nadando por el Río Manzanares pues fue el que provocó que Peter nos abandonara.

Pero de eso ya hablaremos.

En su momento pensé que eran de las típica cosas que se dicen por decir pero queridos, Caramelito Senior es el tipo de amigo que todos deberíamos tener y no lo digo sólo porque tenga Nivel 3 de Bachata (o eso le hacemos creer) sino porque sin él, La Familia Corleone se habría perdido mucha cosas.

Te enseña a darle naturalidad a la vida, a decir que sí a planes nuevos porque “Yo creo que me lo puedo pasar bien”, a ser independiente aunque un poco adicto al café, a ir de viaje solo y con lo puesto-pero con zapatillas de correr-, a salir de tu zona de confort, a ir a hacer snorkel con un tubo comprado en el chino y preguntar de compadreo a los que visten un neopreno que ¿Cómo está el mar por ahí?

Laguna Beach, CA.:

Hace unas semanas Mrs. Two Cents cumplió un año más, los que me conocen saben que el día de mi cumpleaños me vengo muy arriba. Se lo tengo que decir a todo el mundo (Sí, al Señor Busero también y aunque no me sepa su nombre, cada día somos más amigos).

A lo que iba,

Caramelito cumplió su promesa.

Uno di noi es su Post para Mrs. Two Cents. El primero escrito por alguien de La Familia Corleone.

Espero que lo disfrutéis tanto como yo al leerlo y como BSO no puede ser otra que no sea su querido Joaquín Sabina. En recuerdo a las horas gastadas en una terraza tomando Estrella Galicia después de días de playa, a un camarero que ganó una carrera en tacones y a los kilómetros que hemos recorrido en coche (Y los que nos faltan).

Uno Di Noi

Con tu permiso Mrs. Two Cents, entramos en tu rinconcito con las Converses bien atadas, a ritmo de saltitos de princesa  y la sonrisa de oreja a oreja, a tu manera.

mrs two cents converses.jpg

Bendita universidad. Además de profesores oxidados y asignaturas poco útiles, te permite conocer un nuevo mundo más allá de tu ciudad, savia nueva en forma de personas. Algunas simplemente pasan de refilón por tu vida y otras, como Mrs. Two Cents, llevan escrito en la frente “He venido para quedarme”. Y así, combinando riesgo y diversión en la aventura que suponía hacer botellón en Madrid, comenzó a formarse nuestra segunda familia, la que eliges.

Dime con quién andas y te diré quién eres. Nuestra querida Mrs. Two Cents sufre a La Familia Corleone con gusto, disfruta con cada tara de sus componentes (algunos tienen más que otros) y contribuye a crear el ambiente que nos gusta, ese en el que solo tienes que ser tú mismo. A lo largo de estos años, fuimos a Italia para dormir en Auschwitz en modo habitación Erasmus, adoptamos a un perro con Sarna, planeamos el asesinato de un conserje, nos bebimos Galicia y andamos Madrid. Conocimos a Paco (el original), Senior, il Porco, “Mi gente”, Alcahuete, Él y un sinfín de personajes que hacen aún más divertidas cada una de las historias que hemos compartido. Buen dosier de batallitas para disfrutarlas aún más dentro de unos años, que la memoria no falle.

Familia Corleone

Esta boca es mía. Mrs. Two Cents va a tener complicado la explicación de “Cómo conocí a vuestro padre”. La generación a.t (after Tinder) no entenderá fácilmente como era aquello de enamorarse “in situ”, de jugar a quererse y de elegir a la persona con más esfuerzo que el movimiento del dedo índice, maldita transformación digital.

“En Galiza non se pide nada. Emígrase”. Aunque los tiempos han cambiado desde Castelao, en Galicia todavía se emigra y en Madrid estamos encantados de ello. Mrs. Two Cents es la mejor embajadora que conozco, si bien la capital es la base principal de la caballería, Galicia es el segundo destino oficial gracias a ella. Y veréis, es que ni todas las banderas independentistas juntas respiran tanto amor por su tierra como nuestra querida Manzanita cuando visualiza un bar donde sirven Estrella Galicia, nacionalismo inteligente.

Mrs. Two Cents en una frase, diez palabras.

“La sencillez hace de una persona común una persona excepcional”

Y si el fin del mundo no te pilla bailando que al menos lleves puestas tus Converses y con tu caballería cerca, muy cerca.

Tu caballería.

Converses Familia Corleone Mrs tWO CENTS.jpg

Mrs. Two Cents dice:

Coño, qué suerte tengo

y

GRACIAS,

ha sido otro año fantástico.

 

Anuncios

Tipos de amigos en Tinder.

Tinder,

sin filtros.

(Parte I)

Seamos sinceros, para hablar de Tinder, DEBES estar en Tinder. Sin embargo, puedo aseguraros que la mayoría de mis amigos tienen nivel “Distinguished Master Guardian.

tinder nightmares.jpg

No me cuesta reconocer que les debo muchas carcajadas a dichas aplicaciones amorosas. Para mi, Tinder ha sido la caja de Pandora de historias surrealistas. Para mi, Tinder es sinónimo de fin de semana, copas, gente nueva y anécdotas.

Veréis, la lista que leeréis a continuación ha sido elaborada tras un profundo estudio de campo. Durante estos meses hemos tenido en casa a guiris que no sabían hablar nada de español y a otros que lo mejor habría sido que no hubieran abierto la boca, a gente que se quería mucho, a otra que se definía como “alocada”(Error) y a otros que no les hacía falta que lo dijeran. También hubo actrices frustradas que no dudaron en ponerse a cantar usando el mando de la TV cual micrófono en Eurovisión y otros que dicidieron que lo mejor que podían hacer para romper el hielo en una casa con 30 personas dentro era cantar una ranchera.

Comenzamos la lista queridos:

  1. Maestro Pokemon.

Nosotros le decimos que se ha pasado el juego. Quizá no me creáis pero os aseguro que ha terminado la primera vuelta de Tinder. No le queda gente por conocer.

Él, es el Maestro Pokemon que se hizo con todas. Estoy convencida de que sus hijos saldrán con los dedos más  desarrolladas debido a la habilidad adquirida en seleccionar a chicas de Tinder.

I am loving Tinder!! So much of the discussion around Tinder centers on people in their twenties. But it's actually the best way for people in their thirties and older who are looking for relationships to meet.:

Siempre el mismo plan. Quedar en la terraza del Corte Inglés de Callao y tomar una coca-cola aguada y si la cosa iba bien, café en el Café y Té. Una vez fuimos a hacerle una visita “improvisada”.

“Hombre tío, ¿qué haces aquí?” Guiño-guiño. Creo que somos unos actores un lamentables.

Nota: Cuenta la leyenda que una vez empezó a hablar con un trans hasta que éste le dijo.

¿Seguro que has leído bien mi descripción?

2. Ted Mosby

Quiere novia. Es como un oso de peluche. Al pobrecito mio le han rechazado varias veces por no ser bonaco. #Quetienetela

Mrs. Two Cents recuerda que un bonaco es aquel que en su foto de perfil sale en chándal e intentando marcar músculo. Es el que siente verdadera predilección por ponerse una camisa morada/negra de astronauta brillante. Además, para rematar la faena y porque el es así, lo combina con  un pañuelito rojo en el bolsillo de la americana.

No ha tenido suerte con las chicas, no sé cómo lo hace, tiene una habilidad especial para terminar con chicas de personalidad múltiple.

Algo así como en el Cluedo pero todo en uno. Una persona, múltiples personalidades: Profesor de tenis, mayordomo, …

Selling = skill set + timing + intuition The uncertainty, that is inherent, in sales conversations is the moment you stop your mind and go with your gut because it sees into the Unknown.:

 

 

3. El Iluminati.

Es de esos que su foto de perfil es con las Gafas Rayban, playa de fondo y puesta de sol con los rayos iluminándole.

En la Familia Corleone tenemos miedo al Iluminati. Veréis, le queremos pero le llamamos Padre pues debemos hacer todo lo que diga o golpe de remo.

¿Que tienes calor y bajas la ventanilla aunque te he dicho que no lo hagas?

Te ahogo con el cinturón del coche.

¿Que vamos de viaje a Tarifa y te apetece comprar un helado en una gasolinera?

Te abandono en la gasolinera y me voy.

¿Que queréis quedar en Sol o ir a Navacerrada en domingo cuando os he dicho 27505859 veces que no os doy permiso?

Me salgo del grupo del whatsapp.

Nota: Una vez llegó a entrar y salir del grupo en una noche más veces de las que nos había repetido que no fuéramos a Sol.

Iluminati es un misterio para mi, a algunos de nosotros muchas veces nos mataría. Sin embargo, encandila en Tinder. La foto que tiene de perfil se la hice yo y por qué no, me gusta atribuirme algo de merito.

beach, beautiful, blue, boy:

4. Agente especial

Atrévete a negarlo y dime que nunca has fingido ser otra persona. En Tinder pasa lo mismo.

Un día, nos encontrábamos Monsieur Pizza y yo cenando en una terraza. A nuestra derecha había una pareja, era la primera vez que quedaban y la conversación fue la siguiente:

-Qué tal Laura, cómo terminaste el finde pasado

-Laura? Ah! no, espera jajaja! Laura es el nombre que utilizo por las noches cuando salgo con mi amiga.

Bien, Mrs. Two Cents también ha adoptado más de una vez una identidad secreta cuando sale por la noche. De hecho solía decir que estudiaba o Arquitectura o Medicina. El problema fue el día que me crucé con uno que también estudiaba Medicina, éste de verdad.

No sé cómo salí de esa.

This cunning trick. | 22 Tinder Profiles That Might Make You Laugh Against All The Odds:

5. El Artista.

Él tiene una personalidad arrolladora. Vive en Londres y últimamente le ha dado por mandarnos vídeos en los que canta, baila porque es viernes o simplemente nos cuenta que va camino del aeropuerto pero que antes se cocinará un par de filetes de ternera. Y que nos seguirá informando.

Nosotros hacemos críticas sobre sus vídeos como si trabajáramos para el New York Times:

“Lo mejor de su época”.

“Sorprendente, emocionante, inspirador”.

“Una interpretación sobrecogedora”.

El otro día, nos presentó desde Londres a su nuevo fichaje de Tinder. Él es el ejemplo de que en Tinder te lo puedes pasar bien al conocer a gente pero sobre todo, que debes tener cuidado con los móviles, que lo carga el diablo.

6. Romeo.

Fueron épocas oscuras. Lo reconozco.

Estábamos de viaje, cena o simplemente de cañas y él, Romeo, vivía pegado al móvil. Una noche, durante un viaje a Valladolid él estaba alicaído pues había escrito a una chica para quedar con ella a su vuelta a Madrid y ella le ignoraba. El doble tic y la última conexión pueden hacer mucho daño.

El móvil estuvo pegado a él como si fuera su fuente de vida esperando algún tipo de señal de su amada. Monsier Pizza, a escondidas, decidió escribir a Romeo por whatsapp.

Romeo, al ver el parpadeo en su móvil se abalanzó como el león sobre su presa “Eh!, eh! que me ha contestado”

Al desbloquear su móvil leyó:

-Soy yo.

Monsieur Pizza.

Quizá fue cruel pero nos ayudó a convertirlo en el Nuevo Romeo. Esa noche se dedicó a regalar hojas a cualquier chica de la discoteca mientras decía:

“Una hoja para una hoja”.

Un romántico.

"Work like a captain, play like a pirate.":

 

Dedicado a todos y a todas las piratas.

@mrs_twocents

 

Soy una maleducada

Ha pasado sin querer.

Prometo que no me he dado cuenta.

De hecho, sigo cediendo mi sitio en el Metro cuando entra una persona mayor, también espero para empezar a comer y la servilleta siempre está en mis rodillas. Termino siempre todo lo que está en mi plato, aunque sea carpaccio, remolacha o el maldito sushi.

(Nota: Desde aquí digo que se debe desconfiar de aquellas personas que prefieren el sushi a una buena tortilla de patatas).

Estrecho la mano con fuerza y saludo a todo el mundo por su nombre, suelo dedicar varias sonrisas al día a gente desconocida y entablo conversaciones con la de la panadería, el portero y hasta he conseguido ganarme al chino de debajo de mi casa.

Últimamente me regala chicles y cuando paso por delante me saluda levantando la cabeza lo cual, es algo que hace unos años, me parecía imposible conseguir.

c4fdd2e324417f2fb496bf9c9d2ccc10

Ahora todo ha cambiado.

Soy una maleducada y mi letra escarlata son dos tics azules.

whatsapp

Veréis, desde hace un tiempo cada vez que empiezo una conversación me encuentro pidiendo perdón.

Ha llegado un punto en el que incluso durante una cena si no saco el móvil y contesto inmediatamente alguno de los mensajes recibidos estoy siendo una maleducada.

Y pobre Mrs. Two Cents como los mensajes sean leídos y no contestados. En dicho caso mi mala educación vendrá también cargada de vergüenza.

Últimamente todo empieza con un:

“Perdona, estaba cenando”,

“Perdona, estaba en el tren”,

“Perdona estaba en la calle,

perdona, perdona…”

Mrs. Two Cents ha tomado una decisión.

Never apologizeA partir de ahora disfrutaré de mi mala educación.

Seguiré sin sacar el móvil cuando estoy rodeada de gente, me centraré en escuchar las conversaciones que tienen lugar en la mesa, me preocuparé de reírme con ganas de mi insolencia y de no hacer caso del dichoso parpadeo azul o verde que me mira con ojos acusadores.

Durante una clase en la universidad un profesor nos dijo que había un estudio (Siempre hay uno) que demostraba que la mayoría de los mensajes enviados por whatsapp eran inútiles. No aportaban nada. Y que además, el único momento en el que nos alejábamos del móvil era cuando nos metíamos en la ducha.

¡Qué terrible sensación la pérdida de libertad!

Querida nostalgia,hubo un tiempo en el que no tenía saldo, en el que no miraba el móvil cada 5 minutos, en el que existían los fin de semana locos de Movistar, en el que inventamos un nuevo lenguaje y terminábamos nuestros mensajes con “cnt”.

Hubo un tiempo en el que para saber si un plan era cool no me hacía falta conseguir likes. (Hubo un tiempo en el que ni si quiera utilizábamos la palabra cool).

No estoy diciendo que no me gusten las nuevas tecnologías pero admito que cada vez me gusta más ser una maleducada.

A partir de ahora, llevaré mi letra escarlata como mi seña de identidad, no mi yugo.

Live free

No volveré a pedir perdón

y es que al fin y al cabo,

estoy disfrutando de una vida sin filtros.

No filter

Verás qué disgusto cuando se lo diga a mis padres.

Ellos, que me habían educado tan bien.

.-Mrs. Two Cents

@Mrs_TwoCents

Mil millones más.

Mil millones más.

Veréis, hasta ayer pensaba escribir sobre otra cosa. Algo mucho más ligero, y con el toque de gracia que intenta mantener Mrs. Two Cents.

Ya tenía pensadas varias frases y hasta algunas fotos. Debéis saber que Mrs. Two Cents piensa sobre qué escribir mientras se pierde por Madrid , o en medio de una cena con la Familia Corleone o incluso por una charla que ha tenido con el portero o con una dependienta.

De hecho, la Oda a mis Converses surgió mirándome los pies.

Converse white

Todo esto viene a que ayer, mientras estaba en una charla informativa sobre un curso no paré de hacer preguntas. Desde aquí queridos, os confieso que suelo preguntar mucho, quizá no tanto como mi querido Monsieur Pizza (¡Gracias a Dios!) pero sí lo suficiente.

Hace años, en el colegio, tuve una profesora de Tecnología que nos contaba que ella nunca había dejado de estudiar, siempre quiso seguir aprendiendo y cuando por ejemplo, se compraba un ordenador investigaba todo lo posible para poder aprovecharlo al máximo “Al fin y al cabo has pagado por él, como mínimo deberías saber cómo usarlo”.

Y lo mismo le pasaba con todo lo demás. Era una apasionada del arte, pasaba de un estilo a otro y te hablaba sobre pintores con una pasión contagiosa. Su artista favorito era Leonardo Da Vinci.

Leonardo da vinci

Mi reflexión surgió a la salida de dicha charla informativa mientras andaba por un bordillo (Nivel: equilibrista) y hablaba por teléfono con Monsieur Pizza.

5c2c3f0c0a6ffe2ddecd6348c7687dad

Le contaba que la persona encargada de gestionar dicho cursillo-cursete me había respondido a modo ¿Mofa? cuando le pregunté sobre los docentes y sus CV.

Considero de vital importancia mi tiempo y, después de haber estudiado una carrera de la que me siento realmente orgullosa y conocer a profesores magníficos tengo claro que debo leer la letra pequeña para saber en qué me estoy metiendo y saber si podré aprovecharlo al máximo.

Y eso incluye tener iniciativa, no dar las cosas por hecho y hacer mil millones de preguntas para seguir aprendiendo.

walt disney

Desde aquí os pido que prometáis seguir manteniendo vuestra curiosidad. No la que mató al pobre gato pero sí la que hizo que el gato se mereciera sus 7 vidas. La que hace que surjan nuevas ideas, proyectos y la que impide que te conviertas en una momia.

JUMP

Da igual que sigas sin trabajo amigo, a todos nos toca de cerca pero ya llegará y puede ser que los datos del paro hayan bajado y que tú no seas una de las razones (Tranqui, tu y yo sabemos que no es tan fácil). Entiendo que te quedaras descolocado porque la entrevista de trabajo no salió como te esperabas, o que algunos días sólo pienses en volver a casa y que “Quién me mandaría a mi” coger una maleta e irme fuera.

b8907386d6c552e97331b1f9095c315a

Recuerda que nadie dijo que fuera fácil pero que hay mil millones de razones para reinventarse. Mantén tu curiosidad y conserva tu instinto felino. Nunca dejes de preguntar por tener miedo a resaltar. Levanta la mano, la voz y pisa fuerte.

Tienes mil millones de aventuras más por vivir y tú querido, serás el protagonista.

replace quote

Y el resto, ya queda entre nosotros.
Mrs. Two Cents
@Mrs_TwoCents

Gracias papá y mamá.

Oda a mis Converses

Oda a mis Converses

Hace poco Mrs. Two Cents cumplió un año más.

Me tocó celebrarlo en casa (¡Por fin!) en mi adorada Galicia que tan bien acogió a mi Familia Corleone madrileña. Mi querido Monsieur Pizza siempre se mete conmigo por mi excesiva emoción pero es que este año tuve mucha suerte.

Fueron días de sol, playa, excursiones, estrella galicia, anormalidades de los veintitantos y muchas anécdotas con las que seguramente podría escribir un nuevo post.

Doniños

Durante esos días, alguien de la Familia Corleone nos contó que siempre que se iba de viaje llevaba en la maleta sus zapatillas y que al terminar la carrera, se hacía una foto donde se vieran sus zapatillas y el lugar en el que estaba.

Mrs. Two Cents se puso a pensar… ¿Y si yo hubiera hecho lo mismo con mis converses? ¿Qué habría fotografiado estos años?

salto sea

Veréis, mis converses me recuerdan a casa. A lo simple, real y natural, a todo aquello que jamás debes perder de vista. A mis raíces.

De hecho, en mi cabeza son tan sabias como el sombrero seleccionador de Harry Potter.

Nota: Mrs. Two Cents tampoco recibió la carta pero sabe que es de Gryffindor.

Ellas me conocen, están conmigo desde que quedaba “A las 6 donde siempre”, desde que llamabas al telefonillo y preguntabas “Bajas?” para ir a comprar pipas, son dar paseos callearriba-calleabajo y terminar la tarde en el punto de encuentro donde te juntabas con el resto.

Ferrol

Mis converses me han acompañado a mis primeros conciertos, han saltado y gritado a pleno pulmón:

“Yo quiero entrar, en tu garito con zapatillas,

que no me miren mal al pasar”. 

el-canto-del-loco-zapatillas-600x600

Me recuerdan a los primeros amores, a las primeras salidas nocturnas, a amistades perdidas ( ¡A Dios gracias!) y a otras amistades que guardo como trofeos. Amistades de las buenas, de las que siguen ahí aunque existan kilómetros, trabajos y años de por medio.

Son mi primer día de universidad, con nervios e inseguridades pero también mi “vamos a entrar con el pie derecho” en mi último examen de la carrera o del día que conseguí mi carnet de conducir.

road trip

Seguramente en mi imaginaria colección de fotos aparecería alguno de esos momentos. Habría una pequeña Mrs. Two Cents con la cara un poco más redonda, con muchas pulseras en la muñecas (Ya sabes, tonterías de adolescente, una por cada amigo) con ganas de ser mayor y rodeada de algunos miembros, también un poco más pequeños, de la Familia Corleone.

image (60)

Hemos cambiado,  al fin y al cabo se trataba de seguir viviendo.

No obstante, y aunque sigas cumpliendo años, hay algo que debe ir siempre contigo. Acuérdate de echar la vista atrás de vez en cuando. Recuerda tus raíces, de dónde vienes y quiénes han estado contigo.

Y sobre todo, no caigas en el maldito-postureo, sigue teniendo la capacidad de poder disfrutar de las cosas sencillas de la vida.

14290413061181

Se despiden Mrs. Two Cents,

sus converses destrozadas

y sus claveles.

@mrs_twocents