La caballería.

La caballería estará siempre que la necesites.

La caballería tiene claras sus prioridades.

La caballería, aunque está desperdigada por distintos hemisferios, está preparada para formar filas con tan sólo un silbidito.

Estoy orgullosa de mi cuadrilla de caballería.

Hace unas semanas decidimos perdernos por el Norte de España.

De hecho, uno de esos días nos perdimos de verdad, y por poco terminamos en Francia. Cada uno iba a su bola (o burlao, que ahora sirve para todo) y cuando nos dimos cuenta tan sólo nos habíamos desviado unos 70 kilómetros y es que:

-Me dijisteis que fuera recto y yo, fui recto.

//:

¿Sabéis quién conducía? Creo que ya os hacéis una idea de la personalidad de cada uno de los que forman la Familia Corleone. Él es uno de mis favoritos, bien porque le conozco desde hace más tiempo o bien porque sus historias son las más trambólicas o también puede ser porque siempre le traen la cena en último lugar. Da igual que pida el primero.

Durante esos días, hemos convivido con arañas del tamaño de un puño. Mrs. Two Cents se siente orgullosa de ser una “chica de campo (y de provecho)” pero reconoce que al ver el tamaño de dichos bichitos le salía una risa nerviosa.

La misma que cuando una gaviota te pasa demasiado cerca.

Nothing says summer like a nice seagull shot! Beautiful, can't wait to watch them at the beach.:

Nota: Desde que de pequeña una gaviota me robó mi bocadillo de Nocilla tengo una guerra personal con ellas. De momento, ellas van en cabeza.

En los desayunos, se hacían dos cafeteras. Esto no lo he comentado, pero había uno que aunque había vasos de plástico blancos siempre se cogía el que tenía el estampado de la película “Cars”. Otro era el encargado de las tostadas, que había que hacer en el pasillo porque siempre saben mejor. Disfrutamos de tortitas, atacamos las galletas chiquilín y terminamos la primera noche los botellines de Estrella Galicia.

Los turnos y el tiempo de ducha siempre ha sido nuestro Talón de Aquiles en los viajes. De hecho algún verano, al segundo día, nos hemos tenido que duchar en chanclas.

Or if your Australian. Life's better in thongs :):

Esta vez no hubo chanclas, pero si alguien corriendo de punta a punta de la casa empapado y con espuma porque : “Que no llegamos. No te esperamos”.

Durante esos días adoptamos un perro al que llamamos “Sarni”. Uno de nosotros sigue insistiendo en que intentó atacarle, no le hemos hecho caso. La situación me recordó a un capítulo de Los Simpson (como suele pasar).

En mi cuadrilla, por ironías de la vida, el más grande es el que tiene más facilidad para asustarse. El peluche se llamaba “Wilson”, se lo metíamos dentro de la cama, de la capucha o en cualquier lugar de la casa para que se creyera que le seguía.

Hemos jugado partidas hasta las 6 de la mañana de Monopoly, gastado litro y medio de alcohol y 5 kilos de piñas para que Mr. Fuegote consiguiera encender la chimenea. Todo mérito suyo.

Y , seguimos orgullosos de ti.

Bonfire:

Alguno ha estado al borde del infarto por morder de forma despreocupada una guindilla pensando que era pimiento rojo y aprendieron a distinguir un buen vino, aunque Mrs. Two Cents decidió por su bien seguir siendo fiel a una botella de agua.

Sabia decisión querida.

Llegamos con ganas del reencuentro y nos fuimos pa’ Madrid pasando por Burgos, escuchando Memorias de un Tambor y con el corazón contento.

La caballería estará siempre que la necesites.

La caballería tiene claras sus prioridades.

La caballería, aunque está desperdigada por distintos hemisferios, está preparada para formar filas con tan sólo un silbidito.

Estoy orgullosa de mi cuadrilla de caballería.

20 Less Known Travel Quotes To Inspire You To See The World:

Para ti mi querida Todoterreno.

No más sustos.

Te espera aquí, tu caballería.

-Mrs.Two Cents.

Anuncios

TenTiempoPara …

¿Qué ha pasado contigo maleducada?

Lo sé, pero citaré a Peret y es que queridos,

“No estaba muerta, estaba de parranda”.

(Aunque esta vez se me ha ido de las manos)

c756bcd661cec30b3acd938e71afec7e

He ido al Sur para recuperar el Norte y al Norte para encontrar el Sur.

Decidí que es verdad algo que leí una vez, que la vida es aquello que pasa mientras nos quejamos.

Por eso, hice un alto al fuego. Me alejé de infojobs. De su “hora para el empleo” y de meterme como una posesa para ver cómo iban aquellos procesos eternos de selección. Me fui de vacaciones y no escribí la que sería seguramente mi 44. 755 carta de presentación.

Reconozco que no me costó nada hacer la maleta y decir:

¡Ahí te quedas Madrid!

Yo ahora me preocuparé de ponerme crema solar.

477cc1e69491e6a828bc487b61f1249f

Este verano quise tener tiempo para mi y mi único trabajo fue el de ponerme morena, protegerme de los mosquitos y organizar planes ya que como decimos Monsieur Pizza y yo…

Es verdad que una cañas en una terraza y con amigos o una noche de fiesta siempre es algo que sienta bien pero lo que realmente importa es cómo aprovechas las experiencias. Haz rutas en bici, salta en conciertos aunque no te sepas la letra, piérdete por lugares y pregunta a lugareños, conoce a gente nueva, empápate de lo que te rodea y de paso, cómprate un donnut gigante o un cocodrilo hinchable para hacer el idiota.

Nota: Este año no lo he conseguido pero para el siguiente prometo que serás mio cisne/flamenco/pizza gigante.

d323ddef75fb09ddcfd1ac960b7f2726

Decidí tener tiempo para …

Tomar unos 15 helados de menta con chocolate, pedir unas 10 raciones de rajo (raxo), probar varios mojitos, ver fuegos artificiales, ser un desastre haciendo guacamole y aprenderme alguna canción de Sabina. Hasta he conocido a un campeón de carrera en tacones.

He descubierto terrazas y sitios a los que estoy deseando volver, he escalado, nadado (con poco estilo pero mucha voluntad), rejuvenecido por los baños en aguas gallegas y hecho excursiones en kayak con peleas de fango incluidas.

También he podido verme las caras con algo que siempre había evitado. Esta vez Mrs. Two Cents no pudo escurrir el bulto, tuvo que jugar al Paintball.

Veréis, no es que sea una quejica (¡Ni mucho menos!) pero es que mi querida Familia Corleone está compuesta por verdaderas bestias-adorables. Ha pasado un tiempo y aún tengo alguna que otra marca, pero sobreviví.

He tenido tiempo para practicar una de mis aficiones favoritas. Presumir de Galicia.

De sus lugares secretos, sus meigas, su comida bajo la sombra de una parra, sus playas, su tiempo (Es en serio) y por qué no, de sus orquestas. Últimamente están que lo petan y qué queréis que os diga, hay cierto turismo enxebre que merece la pena.

Y es que Galicia queridos, te regala un paisaje diferente al terminar cada curva de la carretera.

marcha-costa-ferrolana-playa-carino-san-jorge-L-Ooo0Te

He tenido tiempo para ver todo desde otra perspectiva, he aprendido que mi carta de presentación la sigo escribiendo día a día.

He tenido tiempo para entender que para alcanzar el éxito no te montas en un ascensor. Debes subir las escaleras.

He tenido tiempo para volver a conocer a Mrs. Two Cents.

He tenido tiempo para ti, verano.

e14c27555965d77418b983660ff1d2da

Y tú,

Has tenido tiempo?

@mrs_twocents

Oda a mis Converses

Oda a mis Converses

Hace poco Mrs. Two Cents cumplió un año más.

Me tocó celebrarlo en casa (¡Por fin!) en mi adorada Galicia que tan bien acogió a mi Familia Corleone madrileña. Mi querido Monsieur Pizza siempre se mete conmigo por mi excesiva emoción pero es que este año tuve mucha suerte.

Fueron días de sol, playa, excursiones, estrella galicia, anormalidades de los veintitantos y muchas anécdotas con las que seguramente podría escribir un nuevo post.

Doniños

Durante esos días, alguien de la Familia Corleone nos contó que siempre que se iba de viaje llevaba en la maleta sus zapatillas y que al terminar la carrera, se hacía una foto donde se vieran sus zapatillas y el lugar en el que estaba.

Mrs. Two Cents se puso a pensar… ¿Y si yo hubiera hecho lo mismo con mis converses? ¿Qué habría fotografiado estos años?

salto sea

Veréis, mis converses me recuerdan a casa. A lo simple, real y natural, a todo aquello que jamás debes perder de vista. A mis raíces.

De hecho, en mi cabeza son tan sabias como el sombrero seleccionador de Harry Potter.

Nota: Mrs. Two Cents tampoco recibió la carta pero sabe que es de Gryffindor.

Ellas me conocen, están conmigo desde que quedaba “A las 6 donde siempre”, desde que llamabas al telefonillo y preguntabas “Bajas?” para ir a comprar pipas, son dar paseos callearriba-calleabajo y terminar la tarde en el punto de encuentro donde te juntabas con el resto.

Ferrol

Mis converses me han acompañado a mis primeros conciertos, han saltado y gritado a pleno pulmón:

“Yo quiero entrar, en tu garito con zapatillas,

que no me miren mal al pasar”. 

el-canto-del-loco-zapatillas-600x600

Me recuerdan a los primeros amores, a las primeras salidas nocturnas, a amistades perdidas ( ¡A Dios gracias!) y a otras amistades que guardo como trofeos. Amistades de las buenas, de las que siguen ahí aunque existan kilómetros, trabajos y años de por medio.

Son mi primer día de universidad, con nervios e inseguridades pero también mi “vamos a entrar con el pie derecho” en mi último examen de la carrera o del día que conseguí mi carnet de conducir.

road trip

Seguramente en mi imaginaria colección de fotos aparecería alguno de esos momentos. Habría una pequeña Mrs. Two Cents con la cara un poco más redonda, con muchas pulseras en la muñecas (Ya sabes, tonterías de adolescente, una por cada amigo) con ganas de ser mayor y rodeada de algunos miembros, también un poco más pequeños, de la Familia Corleone.

image (60)

Hemos cambiado,  al fin y al cabo se trataba de seguir viviendo.

No obstante, y aunque sigas cumpliendo años, hay algo que debe ir siempre contigo. Acuérdate de echar la vista atrás de vez en cuando. Recuerda tus raíces, de dónde vienes y quiénes han estado contigo.

Y sobre todo, no caigas en el maldito-postureo, sigue teniendo la capacidad de poder disfrutar de las cosas sencillas de la vida.

14290413061181

Se despiden Mrs. Two Cents,

sus converses destrozadas

y sus claveles.

@mrs_twocents

Tipos de amigos en una cena [según Mrs. Two Cents]

“La familia Corleone”, se reunirá de nuevo.

Mrs. Two Cents te presenta la “Lista definitiva (de verdad que si) de los diferentes tipos de amigos que hay en una cena.”

A continuación os presentamos a cada uno de los miembros de La Familia Corleone. Son unos tíos majos, yo les tengo cariño pues cada uno tiene su encanto. Quizá se me escape alguno pero seguro que vosotros o Vito Corleone me ayuda a encontrarlo.

Vito Corleone

1. El que llega tarde.

Es inevitable, va con su naturaleza.

En los momentos previos a la reunión de la familia Corleone es corriente el cachondeo y “El que llega tarde” será el protagonista de cualquier broma.

“Me dijo que había salido ya, así que lo más seguro es que aún este saliendo de la ducha.”

“Y eso que le dijimos que quedábamos media hora antes de la que hemos quedado. Llega dos veces tarde”

“Qué crees que pensará? Han quedado a las 9, son las 8.59, voy sobrado!”

No intentes cambiarle, si llegara a su hora no sería él.

2. El “Hoy se sale”

Lo más seguro es que también saliera ayer pero el cuerpo es joven. Tiene un don para arreglar cualquier tipo de situación por muy terrible, desastrosa e imposible que parezca con una sola frase:

“No pasa nada, hoy salimos y se arregla”

Son unos filósofos optimistas y siempre se preocuparán de que tengas la copa medio llena.

GinTonic

3. El amigo de Murphy.

Será el último al que le llegue el plato.

También puede darse el caso de que una vez decidido lo que quiere pedir, el camarero le diga:

– Lo siento mucho SeñoramigodeMurphy, pero no nos queda.

Entre sus muchas cualidades también destaca perder el móvil un número asombroso de veces en las situaciones más variopintas concebidas por la mente humana.

Keep Calm

Durante la cena sus historias serán las más divertidas. Todo lo que le pasa es sin querer, también va con su naturaleza, es un imán para situaciones surrealistas.

4. El torpe.

Cuando tenía 6 años era el primero en tirar su vaso de Fanta (o “FantaCola” para los audaces) por toda la mesa.

En la actualidad y con algunos años más, sabrá girarse de su silla en el momento justo en el que el camarero lleva la bandeja cargada con las bebidas y platos.

Además, su abrigo se pasará gran parte de la noche tirado en el suelo (Da igual las veces que lo haya colocado).

Nota: Le suele tocar la pata de la mesa.

5. El lavavajillas

Capaz de pinchar con su tenedor 6483940 patatas por segundo.

Su filosofía será la de la Ley del Pobre (“Reventar antes de que sobre”). Es muy buen amigo y por eso se solidarizará contigo si no has podido terminar tu plato.

Joey

La vergüenza del gallego no existe para él.

6. El Matemático.

Es capaz de mantener la calma cuando llega la cuenta.

No entra en pánico cuando uno sólo puede pagar con tarjeta, el de al lado sólo tiene un billete y necesita cambio y el de enfrente dice que tiene cheques restaurante.

El Matemático jamás dirá “Tio, es que yo soy de letras”

El Matemático sabrá qué hacer.

El Matemático se convertirá en Sheldon Cooper.

Sheldon Cooper

Mrs. Two Cents os pide que disfrutéis de esas reuniones, que llenéis las copas por la “Familia Corleone” de cada uno y brindéis por la combinación de todos juntos.

Seguramente se me escape alguno, por eso os espero en FB y Twitter #Whoismissing

[Queda entre nosotros]

Mrs.Two Cents