Madrid, Madrí, Madriz

Hacía tiempo que tenía pensado escribir sobre ti.

Al fin y al cabo, me acogiste con los brazos abiertos y aunque los primeros días creí ser incapaz de apañarme con las estaciones de metro, los andenes y en qué lado de las escaleras mecánicas ponerme.

Conseguiste que me adaptara a ti.

A ti, Madrid.

A tu ritmo frenético.

¿Te acuerdas de lo mal que empezamos aquella primera semana? Que si algún gracioso me roba el móvil, que ¡Aydios! qué caro es todo,que qué ruido…

Pero no fue tu culpa, lo reconozco.

Yo echaba de menos el mar y me costó aprender a valorar el color de tu cielo y disfrutar de la verde calma que me daba el Retiro.

#Madrid Parque del Buen Retiro:

El primer curso no fue el mejor en cuanto a rendimiento académico se refiere (Y el segundo tampoco, no vamos a engañarnos). Lo que peor llevé fue aquella maldita pelea y espiral por la que hoy me alegra tanto haber pasado.

Por mi parte, doy gracias a Tío Pepe.

Tío Pepe siempre tiene algo que decirte mientras esperas en el Kilométro 0. Ya sabes, le gusta hablar de la vida y acompañarlo con una copita de vino mientras le cuentas qué te ronda la cabeza.

-Chatina tranquila, que de ésta sales.

El famoso Tio Pepe de la Puerta del Sol, Madrid >3:

Y salí, ya ves si salí.

Con mucha fuerza y taconeando fuerte, como Lola Flores, celebré el perderlas de vista y les canté a pleno pulmón que “Os vaya bonito”.

Volví a disfrutar de los kilómetros que me quedaban por contar.

Lo sigo haciendo.

Recorrí tus calles, ¿Te acuerdas Madrid? Con las converses puestas y con “Lorenzo I” en mi bolsillo.

cava baja La Latina Madrid:

Para los que no lo sabéis, “Lorenzo I” es una concha. Me la dio mi hermano pequeño para que no olvidara mi playa, nuestra playa. Dijo que así me acordaría del verano para no volver a suspender, que me iba a dar suerte en los exámenes. Yo así lo creo.

Suelo llevarla en el bolsillo de mi cazadora verde cuando tengo algo importante rondándome en la cabeza, y en el pantalón vaquero cuando tengo una entrevista trabajo o un examen. De hecho, cuando estudiaba y me desesperaba siempre tenía a Lorenzo I en la mano para que me diera consuelo.

Dime Madrid,

¿De verdad te acuerdas de mis paseos por tus calles?

¿Te acuerdas de tus Ferias de Abril?

¿Te acuerdas de cuando les conocí?

¿Te acuerdas de cuando le conocí?

Atocha Station | Madrid, Spain:

Ya son casi 9 años contigo.

Sabes que duermo con la ventana abierta porque me gusta el frío mañanero, conoces mi rincón favorito del Retiro y que el Ángel Caído es de mis sitios favoritos para ver atardecer, no entiendes por qué en mis bolsillos siempre hay algún paquete olvidado de ketchup del McDonalds y sabes que me gusta subir a la azotea para verte desde arriba y con la cabeza en las nubes.

Te reíste de nosotros cuando corríamos por hacer botellón en El Reina Sofía. No me creíste cuando te conté que alguno de mis amigos había salido en Callejeros. Me hiciste pasar un frío del mil demonios esperando a que abriera el metro mientras escuchábamos el secreto de las tortugas.

Madrid's Atocha Station Doubles as an Indoor Botanical Garden and Turtle Sanctuary,:

Puedo decir que me empujaste a conocer a La Familia Corleone de Madrí y me animaste a mezclarla con la de Galicia.

Esta mañana he pensado en ti, Madrid.

Que los kilómetros siguen corriendo pero ya estoy acostumbrada a tu ritmo frenético.

Y si cunde el pánico, Tío Pepe me guiñará un ojo y con su copa de vino brindará por mi mientras me repite:

-Chatina tranqila, que de ésta también sales.

Nuevo capítulo.

Con ellos,

ellas

y con él.

Anuncios

La caballería.

La caballería estará siempre que la necesites.

La caballería tiene claras sus prioridades.

La caballería, aunque está desperdigada por distintos hemisferios, está preparada para formar filas con tan sólo un silbidito.

Estoy orgullosa de mi cuadrilla de caballería.

Hace unas semanas decidimos perdernos por el Norte de España.

De hecho, uno de esos días nos perdimos de verdad, y por poco terminamos en Francia. Cada uno iba a su bola (o burlao, que ahora sirve para todo) y cuando nos dimos cuenta tan sólo nos habíamos desviado unos 70 kilómetros y es que:

-Me dijisteis que fuera recto y yo, fui recto.

//:

¿Sabéis quién conducía? Creo que ya os hacéis una idea de la personalidad de cada uno de los que forman la Familia Corleone. Él es uno de mis favoritos, bien porque le conozco desde hace más tiempo o bien porque sus historias son las más trambólicas o también puede ser porque siempre le traen la cena en último lugar. Da igual que pida el primero.

Durante esos días, hemos convivido con arañas del tamaño de un puño. Mrs. Two Cents se siente orgullosa de ser una “chica de campo (y de provecho)” pero reconoce que al ver el tamaño de dichos bichitos le salía una risa nerviosa.

La misma que cuando una gaviota te pasa demasiado cerca.

Nothing says summer like a nice seagull shot! Beautiful, can't wait to watch them at the beach.:

Nota: Desde que de pequeña una gaviota me robó mi bocadillo de Nocilla tengo una guerra personal con ellas. De momento, ellas van en cabeza.

En los desayunos, se hacían dos cafeteras. Esto no lo he comentado, pero había uno que aunque había vasos de plástico blancos siempre se cogía el que tenía el estampado de la película “Cars”. Otro era el encargado de las tostadas, que había que hacer en el pasillo porque siempre saben mejor. Disfrutamos de tortitas, atacamos las galletas chiquilín y terminamos la primera noche los botellines de Estrella Galicia.

Los turnos y el tiempo de ducha siempre ha sido nuestro Talón de Aquiles en los viajes. De hecho algún verano, al segundo día, nos hemos tenido que duchar en chanclas.

Or if your Australian. Life's better in thongs :):

Esta vez no hubo chanclas, pero si alguien corriendo de punta a punta de la casa empapado y con espuma porque : “Que no llegamos. No te esperamos”.

Durante esos días adoptamos un perro al que llamamos “Sarni”. Uno de nosotros sigue insistiendo en que intentó atacarle, no le hemos hecho caso. La situación me recordó a un capítulo de Los Simpson (como suele pasar).

En mi cuadrilla, por ironías de la vida, el más grande es el que tiene más facilidad para asustarse. El peluche se llamaba “Wilson”, se lo metíamos dentro de la cama, de la capucha o en cualquier lugar de la casa para que se creyera que le seguía.

Hemos jugado partidas hasta las 6 de la mañana de Monopoly, gastado litro y medio de alcohol y 5 kilos de piñas para que Mr. Fuegote consiguiera encender la chimenea. Todo mérito suyo.

Y , seguimos orgullosos de ti.

Bonfire:

Alguno ha estado al borde del infarto por morder de forma despreocupada una guindilla pensando que era pimiento rojo y aprendieron a distinguir un buen vino, aunque Mrs. Two Cents decidió por su bien seguir siendo fiel a una botella de agua.

Sabia decisión querida.

Llegamos con ganas del reencuentro y nos fuimos pa’ Madrid pasando por Burgos, escuchando Memorias de un Tambor y con el corazón contento.

La caballería estará siempre que la necesites.

La caballería tiene claras sus prioridades.

La caballería, aunque está desperdigada por distintos hemisferios, está preparada para formar filas con tan sólo un silbidito.

Estoy orgullosa de mi cuadrilla de caballería.

20 Less Known Travel Quotes To Inspire You To See The World:

Para ti mi querida Todoterreno.

No más sustos.

Te espera aquí, tu caballería.

-Mrs.Two Cents.

Mil millones más.

Mil millones más.

Veréis, hasta ayer pensaba escribir sobre otra cosa. Algo mucho más ligero, y con el toque de gracia que intenta mantener Mrs. Two Cents.

Ya tenía pensadas varias frases y hasta algunas fotos. Debéis saber que Mrs. Two Cents piensa sobre qué escribir mientras se pierde por Madrid , o en medio de una cena con la Familia Corleone o incluso por una charla que ha tenido con el portero o con una dependienta.

De hecho, la Oda a mis Converses surgió mirándome los pies.

Converse white

Todo esto viene a que ayer, mientras estaba en una charla informativa sobre un curso no paré de hacer preguntas. Desde aquí queridos, os confieso que suelo preguntar mucho, quizá no tanto como mi querido Monsieur Pizza (¡Gracias a Dios!) pero sí lo suficiente.

Hace años, en el colegio, tuve una profesora de Tecnología que nos contaba que ella nunca había dejado de estudiar, siempre quiso seguir aprendiendo y cuando por ejemplo, se compraba un ordenador investigaba todo lo posible para poder aprovecharlo al máximo “Al fin y al cabo has pagado por él, como mínimo deberías saber cómo usarlo”.

Y lo mismo le pasaba con todo lo demás. Era una apasionada del arte, pasaba de un estilo a otro y te hablaba sobre pintores con una pasión contagiosa. Su artista favorito era Leonardo Da Vinci.

Leonardo da vinci

Mi reflexión surgió a la salida de dicha charla informativa mientras andaba por un bordillo (Nivel: equilibrista) y hablaba por teléfono con Monsieur Pizza.

5c2c3f0c0a6ffe2ddecd6348c7687dad

Le contaba que la persona encargada de gestionar dicho cursillo-cursete me había respondido a modo ¿Mofa? cuando le pregunté sobre los docentes y sus CV.

Considero de vital importancia mi tiempo y, después de haber estudiado una carrera de la que me siento realmente orgullosa y conocer a profesores magníficos tengo claro que debo leer la letra pequeña para saber en qué me estoy metiendo y saber si podré aprovecharlo al máximo.

Y eso incluye tener iniciativa, no dar las cosas por hecho y hacer mil millones de preguntas para seguir aprendiendo.

walt disney

Desde aquí os pido que prometáis seguir manteniendo vuestra curiosidad. No la que mató al pobre gato pero sí la que hizo que el gato se mereciera sus 7 vidas. La que hace que surjan nuevas ideas, proyectos y la que impide que te conviertas en una momia.

JUMP

Da igual que sigas sin trabajo amigo, a todos nos toca de cerca pero ya llegará y puede ser que los datos del paro hayan bajado y que tú no seas una de las razones (Tranqui, tu y yo sabemos que no es tan fácil). Entiendo que te quedaras descolocado porque la entrevista de trabajo no salió como te esperabas, o que algunos días sólo pienses en volver a casa y que “Quién me mandaría a mi” coger una maleta e irme fuera.

b8907386d6c552e97331b1f9095c315a

Recuerda que nadie dijo que fuera fácil pero que hay mil millones de razones para reinventarse. Mantén tu curiosidad y conserva tu instinto felino. Nunca dejes de preguntar por tener miedo a resaltar. Levanta la mano, la voz y pisa fuerte.

Tienes mil millones de aventuras más por vivir y tú querido, serás el protagonista.

replace quote

Y el resto, ya queda entre nosotros.
Mrs. Two Cents
@Mrs_TwoCents

Gracias papá y mamá.

Frases de Padres

Frases de Padres

Padres, madres, hermanos mayores o esos tíos enrollados que te enseñaron tus primeras palabrotas.

Mrs. Two Cents les hace un hueco a todos y recopila algunas de sus frases célebres. Las cuales, seguro que tú también escuchaste.

Y es que queridos, el 19 de Marzo nos toca volver a ser pequeños.

dad kid walk

1. Las malditas vitaminas.

No me refiero al temido zumo de naranja con pulpa que debías beber a la velocidad de la luz. No. Voy más allá.

Y es que una pequeña Mrs. Two Cents volvió a mi mente hace unas semanas cuando sin querer (Lo digo en serio mamá) se le cayó una pieza de fruta al suelo. Entonces, vino a mi mente la imagen de una niña con cara redonda, en la playa, jugando con sus primos mientras merendaba.

La pequeña Mrs. Two Cents siempre tenía la mala suerte de que su merienda (Bocadillo o pieza de fruta) terminaba en el suelo. La primeras veces coló, pero es que tras varias catástrofes, su querida madre tomó medidas.

b44444191de802419ddde2122f3d94e0

Y es que es imposible olvidar aquella sensación. Morder tu querido bocadillo de Nocilla con arena incrustado y escuchar como suena “CRONCH”, “CRONCH”.

Mamá, si me estás leyendo entiendo que pensaras que tiraba el plátano aposta… Pero desde aquí te digo que con “soplar” y decir “Así no se nota, como nuevo” tampoco se solucionaba nada.

2. Juega con tu hermano.

Esta frase se la suelen decir a los hermano mayores que como yo, les tocaba cargar con los pequeños.

¡Cómo incordiaban! ¡Cómo desordenaban! ¡Cómo se notaba que les habían comprado en el rastro y eran de otra familia! … Pero ahora que han pasado los años y están lejos.. ¡Cómo les echa una de menos!

Brother bed

Nota: No podía faltar, qué me decís del “Os toca dormir pies-con-cabeza”

3. No te pegues a la tele (y otras variantes).

Creo que debe ser algo universal. Ya sabéis.

-No te pegues a la tele porque, … Te quedarás bizco.

-No leas con la luz apagada porque,… Te quedarás bizco.

-No mires directamente al sol porque,… Sí, también te puedes quedar bizco.

4. Ranas y tripas. 

Mientras se cocinaba en la cocina, a veces metía el dedo en el cuenco de la sal y disfrutaba de mi atrevimiento. Lo reconozco.

Pero lo de tragarme los chicles era desinteresado, no quería tirarlo al suelo y todos sabemos qué pasó la última vez que te lo guardaste en el bolsillo del abrigo… Era la mejor opción.

Lo que no llegaba a entender es cómo de la sal podían salir ranas y por qué el chicle boomer quería pegar mis tripas.

354752a39b151d8a2374726299c97413

5. Taburetes y toboganes.

-¡Niño, ponte bien! Que tu primo se rompió la crisma (o brazo).

Ya sabéis. Apoyarse en dos patas del taburete, delanteras o traseras, pero JAMÁS en las cuatro a la vez, que tú sabes que eso es de cobardes.

El riesgo que implicaba dicha hazaña era similar al de tirarte por el tobogán de cabeza. O dar la vuelta entera con el columpio (Sí, claro).

Desde aquí Mrs. Two Cents hace un llamamiento a todos los que como ella (Sí,claro) consiguieron dar la vuelta completa con el columpio.

fc007a36ac75ee5826a1833fc0613db3

6. Ponte el abrigo que así es como te enfrías.

Qué incordio de abrigos… A no ser, claro está, que tuvieras capucha y lo llevaras puesto solo con la capucha. Era como una pseudo-capa.

dfeeedc05330d82e40fc2164a105395e

7. No hagas bola/bolón.

Malditos sean aquellos trozos de carne duros que era imposible digerir. Parecía serrín.

Y si además se acompañaban de un “Mueve la mandíbula” o “Come más rápido” en un comedor del colegio… Aquello era una tarea hercúlea.

8. Te vas a marear.

Ahora sabes que tenían razón, pero …¿Quién se iba a imaginar que dar 16853 vueltas sobre ti misma iba a conseguir dejarte mareada toda la tarde y librarte de ir a clase por la tarde?

Pequeña Mrs. Two Cents del pasado:

Well done!

(Creo)

its ok

9. Leoneras y loros.

Mi cuarto, compartido con hermanos, por supuesto, por lo que la mayor parte del desorden lo originaban ellos (No hay duda).

cuarto kids

Mi padre siempre nos decía:

-Este cuarto parece una leonera, quiero que lo dejéis como los chorros del oro.

En su momento, la pequeña Mrs. Two Cents entendía “como los chorros del loro” y no paraba de preguntarse qué demonios tendría el maldito loro con unos chorros. De hecho, se imaginaba una fuente con loros. Por eso, nunca llegaba a entender qué le pedía su padre y qué había que hacer con toda la colección de pin y pon que había desperdigados por el cuarto.

29249174d37e7c553ad36127c4755846

10. Sana, sanita,…

Creo que es mi favorita.

Porque como dice mi querido padre “Cómo sufrimos los que somos pequeños” y como dice Mrs. Two Cents… ¡Qué bien sienta tener a los mayores para ayudarnos con los dragones!

4ba4648d3860b9cdb52088d186590623

Hasta la siguiente y a cazar dragones.

Mrs. Two Cents

Queridos Londres y Australia: Para los que estáis fuera de casa.

Queridos Londres y Australia:

¿Cómo estáis por ahí? Nosotros ya hemos empezado con bufandas, guantes y algún que otro clínex. El otro día me compré la Lotería de Navidad y creo que tardé 5 segundos en imaginar mi vida siendo millonaria (Compraré los derechos de Friends y haré más temporadas).

En casa ya están pensando las cenas de Navidad, unos dicen que solomillo o lubina pero los más sabios (y pequeños)  prefieren espaguetis boloñesa, que lo rico es el aperitivo y que el pescado tiene muchas espinas.

Hoy os escribo para hablaros de todos aquellos que forman parte de otra familia, ésa que hemos elegido con el paso de los años y que ahora han cogido sus maletas y viven con vosotros.

LONDON

Con algunos de ellos ya son varias las Navidades que hemos pasado separados y con otros, serán las primeras.

Hoy os pido que les cuidéis en 2015, que cuando se levanten para ir a trabajar suene su canción favorita, que conozcan gente, mundo y gente otra vez, que Skype no se les quede colgado, que puedan hacer una tortilla de patatas y que les llegue la caja donde su madre les manda jamón,  que se rían de sus chistes, que vean a algún famoso para que después puedan contarlo, que sólo pierdan el móvil una vez al año, que tengan suerte con sus compañeros de piso, que no les suba mucho el colesterol y disfruten los días de sol y los atardeceres, que dejen una huella tan grande como la que han dejado por aquí… ¡Y por dios, que aprendan inglés!

Sunset friends

Diles que nosotros seguiremos, que hay que ser valiente para hacer una maleta e irse, pero también para quedarse, que lo importante es la actitud y seguiremos peleando, arañando y rascando hasta conseguir nuestro hueco.

Y para ti “Novato”, seguramente me estés leyendo, ahora que ya estás por ahí has de saber que eres de los incordios el más grande, pero madremía lo que te voy a echar de menos.

Pero que todo esto ya [Queda entre nosotros] y el resto… donde se acaba del mar.

SC20141210-171127

PD: Te espero con una bolsa de pipas y las converses puestas.

-Mrs.Two Cents.