Soy una maleducada

Ha pasado sin querer.

Prometo que no me he dado cuenta.

De hecho, sigo cediendo mi sitio en el Metro cuando entra una persona mayor, también espero para empezar a comer y la servilleta siempre está en mis rodillas. Termino siempre todo lo que está en mi plato, aunque sea carpaccio, remolacha o el maldito sushi.

(Nota: Desde aquí digo que se debe desconfiar de aquellas personas que prefieren el sushi a una buena tortilla de patatas).

Estrecho la mano con fuerza y saludo a todo el mundo por su nombre, suelo dedicar varias sonrisas al día a gente desconocida y entablo conversaciones con la de la panadería, el portero y hasta he conseguido ganarme al chino de debajo de mi casa.

Últimamente me regala chicles y cuando paso por delante me saluda levantando la cabeza lo cual, es algo que hace unos años, me parecía imposible conseguir.

c4fdd2e324417f2fb496bf9c9d2ccc10

Ahora todo ha cambiado.

Soy una maleducada y mi letra escarlata son dos tics azules.

whatsapp

Veréis, desde hace un tiempo cada vez que empiezo una conversación me encuentro pidiendo perdón.

Ha llegado un punto en el que incluso durante una cena si no saco el móvil y contesto inmediatamente alguno de los mensajes recibidos estoy siendo una maleducada.

Y pobre Mrs. Two Cents como los mensajes sean leídos y no contestados. En dicho caso mi mala educación vendrá también cargada de vergüenza.

Últimamente todo empieza con un:

“Perdona, estaba cenando”,

“Perdona, estaba en el tren”,

“Perdona estaba en la calle,

perdona, perdona…”

Mrs. Two Cents ha tomado una decisión.

Never apologizeA partir de ahora disfrutaré de mi mala educación.

Seguiré sin sacar el móvil cuando estoy rodeada de gente, me centraré en escuchar las conversaciones que tienen lugar en la mesa, me preocuparé de reírme con ganas de mi insolencia y de no hacer caso del dichoso parpadeo azul o verde que me mira con ojos acusadores.

Durante una clase en la universidad un profesor nos dijo que había un estudio (Siempre hay uno) que demostraba que la mayoría de los mensajes enviados por whatsapp eran inútiles. No aportaban nada. Y que además, el único momento en el que nos alejábamos del móvil era cuando nos metíamos en la ducha.

¡Qué terrible sensación la pérdida de libertad!

Querida nostalgia,hubo un tiempo en el que no tenía saldo, en el que no miraba el móvil cada 5 minutos, en el que existían los fin de semana locos de Movistar, en el que inventamos un nuevo lenguaje y terminábamos nuestros mensajes con “cnt”.

Hubo un tiempo en el que para saber si un plan era cool no me hacía falta conseguir likes. (Hubo un tiempo en el que ni si quiera utilizábamos la palabra cool).

No estoy diciendo que no me gusten las nuevas tecnologías pero admito que cada vez me gusta más ser una maleducada.

A partir de ahora, llevaré mi letra escarlata como mi seña de identidad, no mi yugo.

Live free

No volveré a pedir perdón

y es que al fin y al cabo,

estoy disfrutando de una vida sin filtros.

No filter

Verás qué disgusto cuando se lo diga a mis padres.

Ellos, que me habían educado tan bien.

.-Mrs. Two Cents

@Mrs_TwoCents

Anuncios

15 comentarios en “Soy una maleducada

  1. Soy de las que piensa que cuando realmente estás feliz no necesitas estas fotografiándolo todo en todo momento, de hecho…desconfío bastante de estas personas. Por cierto, el sushi es mi debilidad pero la tortilla de patatas (con cebolla por favor) siempre está por encima de todo!
    Un beso fuerte!

    Me gusta

  2. Aquí otra fiel seguidora de la tortilla de patata con cebolla y reciente desertora de las redes sociales!!! Decidí vivir mi vida sin Facebook y sí, vaya disgustazo…
    Como secreto os diré que me siento mucho más libre y centrada en lo que yo soy, en mi vida, en mis objetivos…para mí es un lujo al alcance de todos, pero nos ciega tanto el afán por presumir y saber de los demás que poca gente lo aprecia.
    Haz algo genial, no lo cuelgues en las redes sociales y entonces no habrá pasado…what??

    Es triste, muy triste ver a dos personas tomándose un café en la misma mesa sin que estén compartiendo la misma conversación.
    Así no vamos a ninguna parte, que alguien ponga un poco de cordura.

    Me ha gustado mucho la entrada 😉

    Me gusta

    1. Leer tu comentario ha sido un gustazo 🙂 Muchísimas gracias por pasarte por aquí y dejar tu granito de arena.

      Pienso como tú, y me alegra que también seas una maleducada jajajaja!
      Si que es triste dejar escapar momentos por querer ser el más rápido en subir una foto.

      ¡Con lo bonito que es el sabor de la libertad y seguir el ritmo de las cosas!

      Un abrazo fuerte y será un verdadero placer seguir viendo a gente que reparta cordura por aquí 🙂

      Le gusta a 1 persona

  3. Que poca vergüenza tenemos…Dejamos a alguien mirando a la pantalla del móvil esperando nuestra respuesta sin consideración (porque si es urgente eso de llamar ya ni pasa por la cabeza, el doble check es fiable al 99%) Y aquí estamos, regodeándonos y orgullosas de nuestra grandísima falta de respeto. PUES SI!
    Yo soy de las que no felicitan por facebook los cumpleaños, se les pasa darle a me gusta a una foto de instagram o no contestan a un emoticono…Pero quién me he creído? jajaj
    Cada vez me caes mejor mrs. two cents 😉
    Un abrazo!!
    T.

    https://entradagotada.wordpress.com/

    Me gusta

    1. Lo del saldo era la locura máxima.
      Me acuerdo de cuando Movistar (En mi caso) hacía ofertas de 1.000 sms gratis en un fin de semana la cantidad de cotilleos y nuevas historias que salían de ahí jajajaja!

      Es bueno y necesario volver a recuperar la libertad de hacer lo que te de la real gana… Eso incluye ser un poco maleducada jajaja!

      Un beso enorme!

      Le gusta a 1 persona

  4. Me ha encantado! Y me hace darme cuenta de cómo dependo del móvil… Que incluso cuando estoy de viaje pienso en donde habrá wifi para ver si me han escrito por whatsapp.
    Deberíamos de dejar el movil de lado una temporadita, estoy segura que solo sacaremos cosas positivas de ahí.

    Un saludo,
    -A.

    Me gusta

    1. Si es que si te pones a pensarlo asusta la cantidad de veces que puedes llegar a ver la pantalla del móvil a lo largo del día.
      Cualquier tipo de pantalla de hecho jajaja!

      Yo reconozco que disfruto siendo una maleducada, te aconsejo que pruebes A jajaja!

      Un abrazo, siempre es un placer tenerte por aquí 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s