Valentines y valientes

Con motivo de San Valentín Mrs. Two Cents ha estado investigando.

Estos días, mi querida Familia Corleone me ha contado algunas de sus historias de amor y amablemente las han cedido a Two Cents in my pocket pues como yo, saben que algunas son demasiado buenas para acumular polvo.

1. La Agente Tortuga.

Conoce a Mrs. Two Cents desde los tiempos de instituto. Aquellos maravillosos años. Me enorgullece decir que era mi compañera de “pupitre” y que me soplaba los ejercicios de inglés.

¡Ay Mrs. Two Cents, qué tarde llegó a tu vida seriesyonkis! Menos mal que tenías a La Agente Tortuga y a su letra redondita.

12373ba17bd32f046bb6503ffa18a729

Su historia es de un Jueves por la noche. Era de las primeras veces que salían todos los compañeros de máster juntos.

Él iba de punta en blanco. Americana, camisa, zapatos castellanos y alguna colonia que se te queda en la nariz. A mi me gusta llamarle Amante Bandido.

c1425ae68701e5a11765da61de2dd48f

Recordar los tipos de amigos en una discoteca. Un Amante Bandido es aquel que se acerca con la copa en su mano, busca contacto visual y si no lo hay, pues ¡Da igual Valentín!

Te hace la envolvente, estás atrapada. Él habla en tu oído mientras tú, temes porque el contenido de ésa copa que sujeta peligra sobre tu vestido y además, tu cuello ya no admite girar más grados.

Mi querida Agente Tortuga era su prisionera, y es que a ella le gusta bailar y la hora de irse a casa será cuando termine de sonar la última canción. Mandó miradas de socorro al resto de sus compañeros que la miraban divertidos. Entiéndela, no es que no sea una romántica, pero el amor de los Jueves por la noche es mejor tomarlo en pequeñas dosis y con ésta, ya fue suficiente:

“No te das cuenta. No vas a encontrar a nadie como yo.”

Amante Bandido.

2. Elephant elephantus.

Cuenta la leyenda que una vez en metro, de camino a un examen se tomó un cacahuete (Era alérgico, no lo sabía) , su cuerpo empezó a hincharse y se convirtió en Elefante.

Él dice que no ocurrió así exactamente, pero el resto de la Familia Corleone insiste en que se equivoca y que sufre de elefantosis.

f800ec93116b1dda9e3337ef6cfe52d3

Una tarde de primavera paseaba con la que era su actual novia por la calle Goya de Madrid. Él acababa de hacerle un regalo por cumplir otro mes juntos.

Ella sonreía con los ojos y reía sus gracias mientras él confiado le preguntó:

– ¿Te puedo decir una cosa?

-Sí, claro.

-Me gustas más con el pelo liso como estás ahora que rizado.

Fue el fin de una bonita historia de amor. Ella le dejó allí mismo pues su pelo, era sagrado.

La Familia Corleone le apoyó durante el proceso de duelo, pero sabe dios que nos alegramos por poder recordar en cada cena a las ex novias locas y sus rarezas.

3. Pequeño Tsunami.

Término acuñado allá por 2007, en una mesa del Burguer King mientras me contaba su última catástrofe sentimental.

Es otro de mis grandes tesoros descubiertos en el instituto. No escribo sobre mi pequeño Tsunami por alguna historia en concreto si no por su actitud en general. Ha tenido sus desamores y altibajos por supuesto, igual que siempre hemos tenido todos pero lo que le hace especial es su capacidad para golpear con un buen gancho de derecha.

Ella nació para vivir todas las estaciones como si fueran verano.

16373bc362568bdf37b618873dfe4dbf

¿Acaso no es necesario rodearse de gente así?

4. Il muscoloso.

Si me estás leyendo, en un principio iba a llamarte “Il Porco” por aquel viaje a Italia en el que fuiste rebautizado. He sido buena para no condicionar tu historia.

Hacía apenas unas semanas desde que la que había sido su novia decidió cortar la relación (Querida, qué error cometiste!).

No sé si a vosotros os habrá pasado alguna vez, pero en los días siguientes recibís un mensaje que pone

“¿Quedamos para hablar?”

Tu y yo sabemos Padawan que para “hablar” ya está el teléfono.

Il Musculoso aceptó la invitación (Sabiendo de antemano que su ex ya estaba conociendo a otra persona). Dieron un paseo por el centro de Madrid y ella, decidió entrar en Séphora para comprarse maquillaje.

Ya sabéis, base, polvos, sombras,…

Bien, mi querido Il Musculoso no sólo no consiguió volver a conquistar a su ex si no que además, tuvo que pagar su maquillaje pues a ella se le había “olvidado” la cartera.

-Pero no te preocupes, te lo devuelvo el próximo día que quedemos.

Que en realidad, fue nunca.

f752bd86616eee156cc5d39436209431

5. Dusty Man.

Este verano la Familia Corleone se fue de vacaciones a Tarifa unos días. Allí, nos reencontramos con un muy querido amigo nuestro que no vemos tanto como nos gustaría.

fe76770f67c4936f40de1f6ac3695eab

Es una persona que quizá, por la sangre que corre por sus venas, tiene una facilidad para hacer reír. Por norma general, es el que termina en los reservados de la discoteca con nuevos-mejores-amigos. Sabe bailar, cantar, cocinar y usar 35 sartenes a la vez,  imitar voces y es experto en fotografiarse a si mismo.

Además, sabe hacer a la perfección el sonido de una alarma al pitar cuando sales de una tienda. Prueba un día a salir con él de Zara, verás la confusión que se genera.

Bien, una noche de verano habíamos organizado unas copas entre todos los pisos. Dusty Man ya se había cambiado 3 veces de camisa/camiseta mientras estábamos tomando algo. En un momento de la noche decidió probar suerte con un grupo de chicas.

Ya sabéis, acercarse, soltar alguna gracia para romper el hielo y dejar caer que estás soltero. El pobre Dusty Man no fue aceptado y le llamaron “Basura”, tal cual, como suena.

Se pasó toda la noche lamentándose, señalando cubos de basura y gritando desconsolado:

-¡Me ha dicho que soy como ésto! Como éste cubo de basura. Nunca me habían llamado algo así.

d74d880d20a0f2827e123b79c2ea673e

Mrs. Two Cents celebró ayer San Valentín rodeada de amigos cenando en una mesa redonda (Que no cuadrada) y terminó la noche jugando al billar.

Para vuestra información, creo que me puedo convertir en una estupendástica profesional pues metí bolas de mi equipo, del contrincante y hasta la blanca (Varias veces)

Mrs. Two Cents ahora te dice:

Quizá también te cruzaste con algún valentín, pero recuerda que al final todo se quedará en una  anécdota de la que podrás reírte. Que al fin  y al cabo, hay que ser valiente y vivir cada día como si  siempre fuera verano.

7e29ad39aea80aeae9876320dd073ace

.-Mrs. Two Cents.

Anuncios

7 comentarios en “Valentines y valientes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s